12/11/2018 admin 0Comment

Una de las líneas de trabajo de Alazor, Gestión y Control de Calidad es el análisis de Legionella en agua de consumo humano y de piscinas.

Aunque el verano ya queda lejos, no por ello dejamos de disfrutar de un merecido chapuzón el resto del año en piscinas climatizadas, tanto en centros de spa, hoteles, como en centros deportivos.

Este tipo de instalaciones son un perfecto ambiente para que la Bacteria Legionella prolifere. La Legionella crece en agua a temperatura comprendida entre 20 y 50º C, con un desarrollo optimo entre 35 y 45 º C. Por debajo de 20º C permanece latente y no sobrevive por encima de los 60º C.

Para él análisis detallado de la instalación es fundamental elegir bien a un buen laboratorio que determine adecuadamente la calidad del agua y nos dé resultados analíticos fiables, gracias a su personal competente y las herramientas apropiadas.

El laboratorio Alazor le indica algunas medidas para reducir el riesgo de presencia de Legionella en Spas, piscinas climatizadas y hoteles (Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno y torres de refrigeración) donde ésta se ha hecho fuerte, aún cumpliendo los mínimos requisitos sanitarios que establece la legislación vigente en materia de prevención de legionelosis.

La bacteria Legionella ha existido siempre en el medio natural, siendo en las últimas décadas cuando ha encontrado hábitats especialmente favorables para su multiplicación.

Este ser vivo ha demostrado una extraordinaria resistencia y habilidad para aprovechar cualquier parte de nuestra red para multiplicarse y llegar a puntos donde se emiten aerosoles. Mantener las instalaciones susceptibles alejadas de este riesgo, se consigue cumpliendo los mínimos que marca la legislación.

Cuando hay presencia de Legionella en un Spa, una torre de refrigeración ó en el agua caliente, no significa que todo se está haciendo mal, significa que en algún punto de nuestros sistemas está habiendo una multiplicación incontrolada de la bacteria y tenemos que hacer lo posible por descubrirlo y atajarlo.

Hay que conseguir la eliminación ó disminución de zonas sucias y de estancamiento de agua, control de la temperatura a niveles desfavorables para la bacteria, con la aplicación de productos químicos al agua y la verificación de la calidad de la misma.

Para la confirmación de casos positivos en la red de agua sanitaria se deberá hacer un estudio de la calidad del agua mediante análisis microbiológicos, medición de la temperatura y de presencia de Cloro Libre en todos los grifos y duchas.

Al ser un problema de salud pública, la prevención y control de la Legionella se encuentra legislada de forma independiente en el Real Decreto 865/2003, y en el Real Decreto, 742/2013, mas enfocado a piscinas climatizadas. La legislación establece una serie de obligaciones y responsabilidades de los titulares de las instalaciones de riesgo y de otros profesionales o empresarios relacionados con la gestión de estas instalaciones, tanto a nivel de los programas de mantenimiento periódico, las mejoras estructurales y funcionales de las instalaciones, así como del control de la calidad microbiológica y físico-química del agua de las mismas.

El Laboratorio Alazor lleva realizando análisis de Legionella desde hace más de doce años, así comos auditorias e inspección de instalaciones, ofreciéndole al cliente un informe técnico sobre riesgos y puntos críticos, asesorando las posibles mejoras para minimizar y eliminar dichos riesgos.

A lo largo de estos años, el laboratorio Alazor ha detectado varios casos positivos de contaminación por Legionella, en muestras recibidas de diversas instalaciones, que con el posterior tratamiento de limpieza y desinfección adecuada, se consiguieron eliminar y no causar afectados.

 

Pídanos presupuesto sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *