20/02/2017 admin 0Comment

 

La progresiva preocupación por una alimentación saludable, unida a otras de carácter ético ha hecho que el movimiento veggie este en auge.

El movimiento “veggie”, se consolida como una tendencia al alza en España, con un alto potencial de crecimiento en los próximos 5 años, según se desprende del informe “The Green Revolution” elaborado por la consultora de innovación Lantern.

¿ Quien sigue esta tendencia?

Flexitarianos, vegetarianos y veganos

A la hora de comprender mejor el funcionamiento de la macro-tendencia, se puede clasificar al movimiento “veggie” en tres tipos de consumidores: flexitarianos, vegetarianos y veganos. Los flexitarianos son el grupo más numeroso, que supone el 6,3% de la población actual española mayor de 18 años, esto es, casi dos millones y medio de personas. Siguen una dieta principalmente vegetariana, pero con un consumo esporádico de carne o pescado. Sin embargo, debido a que el término no está 100% establecido y no resulta conocido para la mayoría de los consumidores, aunque lo sean, se tiende a considerar que este tipo de dieta se refiere a una reducción parcial de consumo de carne y pescado, y un mayor consumo de productos vegetales.

 

“Los flexitarianos son, sin duda, el grupo más amplio, y en los próximos 5 años se convertirán en un segmento muy atractivo para las marcas de alimentación y bebidas”, apunta Jaime Martín. Vegetarianos, en cambio, son aquellos que siguen una dieta basada en productos de origen vegetal, aunque consumen algunos productos derivados de los animales, como lácteos, huevos o miel. Este grupo supone el 1,3% de la población española mayor de 18 años. Cifra que en datos globales, se acerca al medio millón de personas. Y veganos: son aquellas personas que eliminan completamente el consumo de carne, pescado, lácteos, huevos y miel de su alimentación, centrándose en una dieta 100% vegetal. Según el informe de Lantern, el 0,2% de la población española es vegana.

A diferencia de los dos grupos anteriores, el veganismo no es una dieta, sino un estilo de vida orientada a evitar el sufrimientomaltrato o muerte de los animales. Buscan una coherencia en los demás ámbitos de su vida, rechazando, por ejemplo, comprar o consumir cualquier producto de origen animal como pieles, seda o plumas, o que los productos utilizados para la higiene no contengan ingredientes animales, ni hayan sido testados en ellos

 

Según los datos de Lantern, el 7,8% de la población residente en España mayor de 18 años es “veggie”, es decir, mantiene una dieta totalmente vegetal (vegano), o incluye algún producto derivado animal (vegetariano) o añade esporádicamente proteína animal a su dieta (flexitariano), y  además  principalmente mujeres: 1 de cada 10 mujeres en España.

Un rasgo común es que son proporcionalmente más urbanos que el conjunto de la población, es decir, el 51,2% de los “veggies” reside en ciudades con más de 100.000 habitantes.

Respecto a la edad, si bien los veganos y vegetarianos tienden a ser más jóvenes, los flexitarianos cuentan con una elevada proporción de personas mayores de 55 años, fundamentalmente porque este grupo de edad hace cada vez más hincapié en regímenes para prevenir sobrepeso, prescripciones médicas y una mayor inquietud por cuidar la salud. Las dietas “veggies”, además, son una opción nutricional de nuevas clases medias: empresarios y directivos, profesores universitarios, funcionarios con titulación universitaria, mandos intermedios de las empresas, personas con titulaciones universitarias, etc.

 

En los últimos cinco años, el número de negocios vegetarianos o veganos se ha duplicado en nuestro país, alcanzando casi los 800 establecimientos en 2016, frente a los 353 registrados en 2011

A la hora de elegir un producto, lo que más frena a los “veggies” son los conservantes y añadidos artificiales del producto, así como ciertos ingredientes (alérgenos, gluten, azúcar, trazas de otros alimentos, etc). Precisamente, debido a la extrema sensibilidad hacia los alimentos que consumen, los veggies suelen ser más conscientes que la media de las propiedades, beneficios y valores nutricionales de los alimentos.

El 57% de vegetarianos y veganos en España lo son por motivos éticos y animalistas, el 21% se decanta por la sostenibilidad, y el 17% por motivos de salud

El estudio, refleja además los problemas que tienen este tipo de consumidores para seguir su dieta en su día a día. El mercado de la hostelería en España no está todavía preparado para dar respuesta a estos consumidores, con lo que comer fuera de casa, dada la escasez de opciones, en la mayoría de establecimientos no especializados, se antoja como un serio problema para este colectivo y el alto precio de los productos especializados para estas dietas y la poco oferta de productos vegetarianos/veganos en las cadenas de supermercados, lo que impide poder realizar la compra de todo lo necesario en un mismo lugar.

 

Fuente: www.revistaaral.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *