26/06/2017 admin 0Comment

Con la llegada de la época estival y la subida de las temperaturas, AEFYT (Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías) recuerda la necesidad de realizar un correcto mantenimiento en spas, piscinas, fuentes públicas, nebulizadores y torres de refrigeración, para prevenir la proliferación de la bacteria Legionella en los equipos considerados de riesgo y evitar casos de legionelosis entre la población.

Las acciones de mantenimiento, limpieza y desinfección deben realizarse en todos los equipos de riesgo contemplados en el RD 865/2003.

Los avances técnicos registrados en los últimos años, fruto del esfuerzo de los fabricantes por garantizar la seguridad de estos equipos, contribuyen a facilitar el mantenimiento de los equipos y a reducir el riesgo a que estos alojen y difundan colonias de Legionella.

Éste es el caso de: 

– Los rellenos de alta eficacia que se han transformado con la utilización de materiales resistentes -polipropileno y poliéster-

– Los separadores de gotas, que han experimentado una evolución similar en cuanto a eficacia a la hora de evitar la salida de gotas de agua al exterior

– La mejora de la accesibilidad, a través de puertas amplias que facilitan la entrada de los técnicos 

– La evolución en los sistemas para facilitar el drenaje, la limpieza y la toma de muestras, que se traduce en bandejas inclinadas, plataformas y escaleras 

– y, por último, las ventanas, cuyo diseño evita el paso de luz o agua que lleva suciedad evitando que los rayos ultravioletas provoquen las condiciones necesarias para el desarrollo microbiológico en el interior de la torre

Cabe recordar que la legionela se combate en invierno, lo que significa que el programa completo de mantenimiento debe realizarse durante todo el año”, recuerda Manuel Lamúa, gerente de AEFYT.

 

Saber más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *