24/07/2017 admin 0Comment

Durante todo el año es fundamental que mantengamos hidratado nuestro cuerpo y aun más en verano.

Las elevadas temperaturas que solemos soportar, unidas a esas interminables idas de playa o piscina, favorecen que nuestro cuerpo pierda mas liquido de lo habitual.

Para evitar esta deshidratación es fundamental beber agua y tomar mucha fruta y verduras, algo que no suele costarnos demasiado esfuerzo, puesto que nn verano el cuerpo nos pide digestiones más ligeras y alimentos frescos, así que la fruta reúne todos los requisitos.

Consejos para mantener las propiedades de la fruta

-Al hacer la compra, hay que eligir aquellas piezas que no presenten desperfectos como podredumbres, golpes, etc .

 

-Cuando llegues a casa saca las frutas y verduras de las bolsas de plástico antes de meterlas en el frigorífico, de lo contrario no se oxigenarán y perderán sus nutrientes.

 

-En el frigorífico hay que guardarlas en un cajón dedicado exclusivamente a ellas para que el proceso de maduración no se vea afectado por el contacto con otros alimentos.

 

-Tanto si comes la fruta con piel o sin ella es conveniente lavarla para eliminar posibles restos de residuos que puedan portar.

 

– Como no todas las frutas contienen los mismos nutrientes esenciales, es importante que compres distintos tipos de frutas si quieres beneficiarte del mayor número y de fibrasvitaminas y minerales posible, aprovechando la gran variedad de frutas de temporada que el verano nos ofrece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *