Los agricultores podrán avisar a través de una aplicación móvil de cualquier sospecha de Xylella fastidiosa en sus fincas