23/08/2017 admin 0Comment

La cloración salina esta de moda, ¿sabes por qué?

 

            El sistema de cloración salina o electrolisis salina es un método de desinfección del agua de la piscina a través de un circuito automático en el que no es necesario el uso de productos químicos, con lo que conseguiremos eliminar las típicas irritaciones en  la piel, el picor de ojos y ciertas molestias que puede generar el uso de ese tipo de desinfectantes.

 

            Este sistema llegó a España hacia el año 2000, y no ha dejado de evolucionar desde entonces, siendo uno de los sistemas de desinfección más utilizados por piscinas residenciales y públicas.

 

DEFINICIONES:

En primer lugar vamos a definir el término de electrólisis salina:

 

– La electrólisis es el proceso que separa elementos de un compuesto a través de la electricidad.

– La sal es una sustancia blanca, cristalina, muy soluble en el agua, que abunda en la naturaleza (Cloruro sódico)

 

¿CÓMO FUNCIONAN ESTOS SISTEMAS?

 

Los sistemas salinos son sistemas automatizado y cerrado en el cual no hay consumo de sal  salvo el consumo inicial.

  • Inicialmente se diluye una pequeña cantidad de sal en el agua de la piscina al instalar el clorador salino.

 

  • Se hace circular el agua, ligeramente salada, por la célula que contiene electrodos.

 

  • Cuando el agua salada circula por los electrodos:la sal (cloruro sódico) se disocia transforma en un desinfectante activoel hipoclorito sódico, que destruye algas, bacterias y hongos.

 

 

  • Este desinfectante se reconvierte en sal, volviendo de esta forma a renovarse el ciclo sin que se produzcan pérdidas de sal.

 

  • Este método consiste en la producción de cloro “in-situ”, con la ventaja añadida de eliminar los residuos químicos que contiene el cloro sólido.
 

VENTAJAS DE LA CLORACIÓN SALINA

 

  • Sistema economizador de agua: Este sistema consigue un ahorro de agua de hasta el 5% del volumen total de la piscina ya que no genera residuos químicos.

 

  • Salud: El agua, ligeramente salina, es un antiséptico natural que inhibe la formación y el crecimiento de microorganismos. No irrita los ojos, ni la piel ni las mucosas. Desaparece por completo el olor y el sabor a cloro en la piscina.

 

  • Sistema “eco”: Solo es necesario 4 g de sal común por litro de agua al llenar la piscina, minimizando así el uso de productos químicos. El consumo eléctrico de la cloración salina es el equivalente a una bombilla eléctrica de bajo voltaje.

 

  • Seguridad: Se minimizan y/o eliminan los riesgos asociados a los productos químicos, ya sea por transporte, manipulación, almacenamiento y/o dosificación.

 

  • Fácil instalación

 

  • Múltiples aplicaciones: Uso particulares en viviendas unifamiliares, piscinas públicas, hoteles, centros deportivos, parques acuáticos, balnearios, spas, etc.

 

RECOMENDACIONES PARA QUE LA CLORACIÓN SALINA SEA EFECTIVA

 

Para un buen funcionamiento del sistema de electrólisis salina es necesaria una temperatura del agua superior a 15°C.

 

Para una desinfección eficaz es imprescindible que el pH se encuentre regulado entre 7.2 y 7.6.

 

Vigilancia y limpieza periódica de la célula electrolítica para evitar la aparicion de posibles depósitos calcáreos y suciedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *