¿Son sanas las técnicas de vanguardia de programas como MasterChef?